23 de enero 2022

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

  • “Estamos viviendo un ciclo como nunca antes y nos extraña que aún el gobierno no se pronuncie con claridad y urgencia sobre esta crisis que puede provocar efectos catastróficos en el país” aseguró el subjefe de la bancada DC Gabriel Silber.

Asegurando que la crisis hídrica y la mega sequía en el país, especialmente en algunas regiones de la zona central, “está generando efectos más que preocupantes e incluso catastróficos a corto plazo”, la bancada de diputados DC solicitó citar a la brevedad a una sesión especial en la que se pueda conocer si existen o no acciones por parte del gobierno para enfrentar este hecho y, a la vez, proponer acciones urgentes ante una inminente escasez del vital elemento.

A la sesión especial han pedido citar a los ministros de medioambiente, agricultura y energía entre otros.

Así lo confirmó el subjefe de la bancada DC, Gabriel Silber, quien esta semana presentó ante la administración de Sebastián Piñera un escrito detallando la crítica situación de varias regiones, pidiendo medidas inmediatas como transparentar la provisión del suministro eléctrico para el año 2021 y 2022; dictar un decreto preventivo de racionamiento; ahorro de agua en los embalses; decretar medidas de ahorro de agua, aplicable a órganos de gobierno, municipalidades y particulares; autorizar un mayor nivel de transferencia de energía solar y eólica del norte del país hacia la zona centro – sur, modificando transitoriamente algunas normas técnicas e incentivando el desarrollo de sistemas de almacenamiento de electricidad.

“Desde la Cámara estamos pidiendo al Gobierno saber qué medidas se están adoptando; las cifras son alarmantes y llama la atención la ausencia de acciones concretas al respecto. La crisis hídrica se sigue profundizando; en pleno invierno, las temperaturas están marcando récords y según la Dirección Meteorológica de Chile, el julio que recién pasó fue el más cálido en los últimos 72 años en Santiago. Aquí no podemos seguir observando y de brazos cruzados”.

La propuesta de los diputados DC , agregó Silber, contempla también autorizar a las empresas generadoras y distribuidoras del Sistema Interconectado Central (SIC) para adoptar medidas como promover disminuciones del consumo de electricidad; pactar con sus clientes reducciones de consumo, y suspender el suministro mediante la aplicación de programas de corte, cuando fuere urgente y necesario ; y , otras medidas necesarias para abordar la inminente crisis, tanto respecto de los recursos hídricos, abastecimiento de agua potable y abastecimiento eléctrico”

Cabe señalar que de acuerdo a la “Actualización del Balance Hídrico Nacional”, un estudio de cinco años liderado por la Universidad de Chile y la Pontificia Universidad Católica, en conjunto con la Dirección de Aguas (DGA), donde se analizaron 174 cuencas hidrográficas del país, se proyectó una disminución generalizada de los recursos hídricos. Según los investigadores, esta situación se debe al aumento en la demanda de usuarios de agua, cambios en el uso de suelo y variaciones climáticas. El estudio identificó que en las últimas tres décadas, los caudales de las cuencas del Aconcagua, Maipo, Rapel, Mataquito y Maule han disminuido entre 13 y 40%.

Las proyecciones para el período 2030-2060 indican que el cambio climático generaría una reducción de los caudales medios anuales que podría llegar hasta un 25%. La disminución de las precipitaciones sería determinante en la proyección de los modelos de análisis, donde plantean bajas en torno al 10%, mientras que otros señalan una caída de hasta 40% del valor medio anual de las precipitaciones.

Las reservas de nieve, en tanto, fundamentales para el abastecimiento del recurso en primavera y verano, están en niveles mínimos. Además, Los últimos datos de la Dirección General de Aguas (DGA) muestran que la altura de nieve alcanza un déficit promedio de 92%, dependiendo de la estación de medición. La altura nieve se mide en distintas estaciones entre las regiones de Coquimbo y Biobío. En Sobrante, que corresponde a la cuenca de Petorca en Valparaíso, alcanza -88%, y en Portillo es de -96%.

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA