28 de noviembre 2021

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

Tras una investigación de casi dos años, la Contraloría General de la República descartó que en las campañas contra la discriminación impulsadas por el Movimiento de Integración y Liberación (Movilh) con el apoyo de Metro hubiese un mal uso de fondos públicos, como los habían denunciado parlamentarios oficialistas.

En efecto, en noviembre de 2018 los diputados Francisco Eguiguren, Catalina del Real, Harry Jürgensen, Camila Flores, René Manuel García y Leonidas Romero solicitaron al Gobierno y la Contraloría que investigara sobre el uso de fondos públicos relacionados con las distintas campañas sobre derechos LGBTI difundidas por Metro, las cuales suman unas ocho desde el 2014 a la fecha. De estas campañas, al menos seis han sido diseñadas por el Movilh y dos por la Fundación Iguales.

En un oficio dirigido al presidente dela República, Sebastián Piñera, a la Contraloría General de la República y a la gerencia general de Metro, los mencionados diputados habían acusado que “este tipo de propaganda debilita el deber del Estado de fortalecer el núcleo fundamental de la sociedad, que es la familia”.

“Denuncias indicaban que Metro habría destinando fondos públicos para campañas de Iguales y el Movilh, en pro de derechos LGBTIQ+. Concluimos que no hubo gasto público, ni irregularidad, puesto que Metro posee espacios gratuitos destinado a campañas educativas”, dijo la Contraloría por Twitter tras finalizar su investigación al respecto.

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA