29 de enero 2023

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

  • Luego de dos meses del término de la relación con su entrenador, el joven tenista reveló los motivos de la desvinculación del chileno: «Para mí y mi familia lo más importante es ser una buena persona, respetar a los otros».

Por El Ágora


Pese a que bajo las órdenes de Marcelo Ríos el chino Juncheng Shang ascendió 167 lugares en el ranking de la ATP, en apenas dos meses, la mediática relación entre el jugador y su entrenador se vio abruptamente interrumpida. Con el chileno, el tenista de 17 años ganó el challenger de Lexington y alcanzó otra final de esa categoría, pero la historia no tuvo un final feliz.

Shang, de 17 años y 194 del mundo, atendió a los medios que cubren el abierto de Australia en la antesala de su debut frente al Alemán Oscar Otte (74). Y respondió al corresponsal de Clay Magazine por el fin de su relación profesional con Marcelo Ríos: 

«Fue irrespetuoso. Para mí y mi familia lo más importante es ser una buena persona, respetar a los otros. Es lo más importante que quiero mostrar dentro y fuera de la cancha, y con Marcelo creo que no se estaba expresando aquello ciento por ciento. Es una lástima que no haya funcionado».

«No había una sensación natural al final. Comenzamos muy bien ganando en Lexington, lo que fue una tremenda inyección de confianza. Haber tenido a un ex número uno del mundo es un sentimiento muy especial, fue una experiencia muy buena, tristemente no resultó al final», complementó Shang, ahora dirigido por el argentino Dante Bottini, que dirigió a Nicolás Jarry hasta su sanción por doping.