28 de noviembre 2022

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

  • Los africanos aguantaron el 0-0 hasta los 84’, cuando un error de su arquero propició la apertura de la cuenta y abrió el camino a la victoria de Países Bajos.

Por Sergio Antonio Jerez

Si ya la ausencia de Sadio Mane, hoy por hoy el mejor jugador africano y el mejor senegalés de la historia ya era cosa de mala suerte para Senegal, privado de su estrella, cualquier error podría serv fatal para sus pretensiones.

Y ello porque, a pesar de tener más opciones que su rival, Países Bajos no había podido con el orden táctico y el despliegue físico de Senagal, hasta que su arquero Edouard Mendy, de destacada trayectoria en el Chelsea inglés, cometió una falla imperdonable: salió a destiempo en un centro sobre su área, no llegó al balón y Cody Gakpo le ganó de cabeza para abrir la cuenta. Y ya quedaba poco, fue en el minuto 84’, pero aún quedaba algo por jugar.

Pudieron empatarlo pocos minutos después, pero no los senegaleses no estuvieron certeros en la última jugada. ¡Cuánto echaron de menos a Mané!

Y cuando la contienda expiraba –minuto 90+9 (por instrucciones del jefe de árbitros de este Mundial, el italiano Pierluigi Collina se agregarán todos los minutos no jugados)- otro error de Edouard Mendy, que manoteó hacia el medio un remate de media distancia, le dejó servido el balón a Davy Klaassen, que había ingresado a los 79’, para poner el definitivo 2-0.

Con esto, Países Bajos sumó tres unidades para igualar con Ecuador, a quien enfrentará, justamente el viernes 25 por la segunda fecha del Grupo A, en tanto que Senegal tratará de recuperarse ante el dueño de casa, Qatar.